Amor
Ama hasta que te duela. Si te duele es buena señal.
 
Madre Teresa de Calcuta (1910-1997) Misionera yugoslava nacionalizada india.
Home Noticias CURAN LA ADICCIÓN A LA COCAÍNA
Julio 2017
LMXJVSD
2627282930 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31123456

Suscribete

CURAN LA ADICCIÓN A LA COCAÍNA PDF Imprimir E-mail
Escrito por Beradi   
Jueves, 04 de Abril de 2013 11:32

Curan la adicción a la cocaína con un rayo láser

Un tratamiento de optogenética que ha resultado exitoso en ratas comenzará a ser probado pronto en humanos

La actividad neuronal de una determinada región del cerebro está tan mermada en los adictos compulsivos a la cocaína, que estos se vuelven incapaces de controlar sus impulsos. Un experimento realizado con ratas adictas a esta droga ha demostrado que haciendo incidir luz láser en dicha región, la actividad neuronal se reactiva y la adicción desaparece. La tecnología será en breve probada en humanos.

Mediante la estimulación de una parte del cerebro con luz láser, investigadores de los National Institutes of Health (NIH) y del Ernest Gallo Clinic and Research Center de la Universidad de San Francisco (UCSF), en Estados Unidos, han demostrado que se puede eliminar el comportamiento adictivo de ratas o, por el contrario, hacer que ratas no adictas se vuelvan buscadoras compulsivas de cocaína.

"Cuando hicimos incidir una luz láser en el área prelímbica de la corteza prefrontal del cerebro, la búsqueda compulsiva de cocaína desapareció", afirma Antonello Bonci, director científico del programa de investigación NIDA (National Institute on Drug Abuse) de NIH.

El logro ha aparecido detallado en Nature y demuestra el papel fundamental de la corteza prefrontal en la adicción compulsiva a la cocaína, informa la UCSF en un comunicado sugiere la posibilidad de un nuevo tratamiento que podría ser probado en humanos pronto, según Billy Chen, investigador del NIDA y autor principal del estudio.

Esta nueva terapia para humanos no se basaría en el uso de láseres, pero sí en una estimulación electromagnética similar, realizada desde el exterior del cuero cabelludo. Para ello podría usarse una técnica denominada estimulación magnética transcraneana. Los ensayos clínicos en esta dirección ya están siendo diseñados, añade Chen.

Merma neuronal y adicción

El consumo de cocaína es un problema importante de salud pública en Estados Unidos actualmente, y supone una pesada carga para la sociedad en términos de pérdida de productividad laboral, pérdida de ganancias; aumento de la delincuencia y de los encarcelamientos; y en términos de gasto en investigaciones, tratamientos y prevención.

Pero el coste humano es aún mayor, ya que se calcula que hoy día hay 1,4 millones de estadounidenses adictos a esta droga. Con frecuencia, su consumo ocasiona visitas a emergencias - 482.188 solo en 2008 - y se considera una de las principales causas de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares en personas menores de 35 años.

Una de las características de la adicción a la cocaína es su consumo compulsivo o la pérdida de la capacidad de abstenerse de tomarla incluso cuando está en riesgo la propia vida.

Lo que hace que este nuevo trabajo tan prometedor, afirma Bonci, es que Chen y sus colaboradores han investigado con un modelo animal que reproduce este tipo de adicción compulsiva a la cocaína. Estos animales, al igual que los adictos humanos, son más propensos a tomar malas decisiones y a consumir cocaína, incluso cuando saben que resultarán dañados por tomarla.

Los estudios electrofisiológicos realizados con estas ratas demostraron que estas presentaban una actividad extremadamente baja en la corteza prefrontal, que es una región del cerebro fundamental para el control de impulsos, la toma de decisiones y la flexibilidad del comportamiento.

Estudios similares llevados a cabo con cerebros de seres humanos han mostrado el mismo patrón de actividad baja en esta región, en individuos adictos compulsivos a la cocaína.

 

Encender y apagar neuronas

Para probar si la alteración de la actividad en esta región del cerebro podía afectar a la adicción, Chen y sus colaboradores emplearon una técnica llamada optogenética, que permite ‘encender’ o ‘apagar’ la actividad neuronal con láser.

En primer lugar, los científicos tomaron unas proteínas sensibles a la luz llamadas rodopsinas (que se encuentran en los bastones de la retina) y las insertaron en las neuronas de la corteza prefrontal de los cerebros de las ratas, mediante ingeniería genética.

Luego, usando el láser, activaron esta región del cerebro de las ratas. De este modo, lo que consiguieron es que las rodopsinas ‘encendieran’ o ‘apagaran’ las células nerviosas de la corteza prefrontal de los animales.

Los resultados fueron los siguientes: el encendido de las neuronas acabó con la conducta compulsiva de los animales, mientras que el apagado hizo que los individuos no adictos se volvieran adictos a la cocaína.

Según Bonci, lo interesante de estos resultados es que existe una manera de inducir una activación similar del área prelímbica en personas, usando la EMT. Esta tecnología permite aplicar un campo electromagnético externo al cerebro y se ha utilizado ya como tratamiento para los síntomas de la depresión.

Bonci y sus colaboradores planean ahora realizar ensayos clínicos en los que se estimulará la corteza prefrontal de personas adictas a la cocaína, para ver si es posible restaurar la actividad de esta parte del cerebro y ayudar así a que estos individuos dejen de consumir esta droga.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar